lunes, 2 de mayo de 2016

Después de leer esto te olvidaras del dolor de la Ciática

 




El nervio ciático conocido también como la ciática es el más largo del cuerpo humano. 
Por esta razón, al inflamarse produce un incomodo dolor que va desde las costillas hasta más abajo de la rodilla. Puede causar inmovilidad parcial o completa. 

Si bien el reposo puede ayudar, el mismo no debe extenderse más allá de 1-2 días ya que la  inactividad eventualmente agudiza los síntomas.

La causa principal suele ser un disco vertebral afectado. 

Sin embargo, también puede deberse a falta de magnesio, complejo B o acumulación de sustancias toxicas de nuestro cuerpo en las articulaciones. 

Si quieres evitar el uso de analgésicos y antinflamatorios los cuales causan muchos efectos secundarios, o no tienes la posibilidad de realizar terapias alternativas como la acupuntura, existen varios remedios naturales para esta afección:

• Compresas frías/calientes: los primeros 2-3 días de la terapia deben hacer en frio, para lo que debes envolver en una toalla una bolsa de hielo o de vegetales congelados y colocarlo en la zona afectada por 20 minutos varias veces al día. Luego puedes hacer el mismo procedimiento pero con compresas calientes y alternar si el dolor es persistente.

• Árnica: aplicar en la zona donde siente dolor.

• Sauce: macerar 50 gramos de corteza en un litro de agua durante la noche. A día siguiente, hervir por 15 minutos y dejar reposar. Finalmente debe pasar la preparación por un colador y beber 3 tazas por día (preferiblemente después de las comidas).

• Cúrcuma: es una hierba con propiedades antinflamatorias comprobadas. Puedes aplicar en la zona afectada una especie de ungüento a partir de la mezcla de cúrcuma, aceite de mantequilla y otras hierbas como gaitero longum y raíces del género Allium.

• Jugo de papas y de apio: la receta es sencilla, el problema es que requiere de un extractor para poder obtener el jugo de apio y papas suficientes para beber un vaso diario

• Té de apio: colocar varias ramas de apio, previamente lavadas, en una olla con agua hirviendo. Bajar el fuego y controlar hasta que el agua se torne verde. Beber alrededor de dos tazas diarias.

• Cola de caballo: tres tazas diarias de una infusión de cola de caballo ayudan a limpiar y desinflama las vías urinarias, eliminar el ácido úrico y otras toxinas que se acumulan en las articulaciones y el organismo (una de las posibles causas de la inflamación del ciático)

• Leche y ajo: machacar dos dientes de ajo en media taza de leche y beber sin masticar los el ajo. Ingerir una vez por la mañana y otra por la noche