sábado, 15 de abril de 2017

Caminar te puede Ayudar


No es necesario ir al gimnasio para ponerse en forma o disfrutar de los beneficios del deporte. Con caminar 1/2 hora al día conseguirás sentirte mejor, y lo notarás tanto por dentro como por fuera.
- Caminar fortalece el corazón reduciendo las probabilidades de complicaciones cardio-vasculares. Está demostrado que, por ejemplo, las enfermeras, que caminan muchas horas a la semana por su trabajo poseen un 35% menos de complicaciones cardíacas que otras mujeres sedentarias de su misma edad.
- Caminar es bueno para el cerebro. La función cognitiva se ve mejorada con una caminata diaria. En especial las personas de la tercera edad, quienes reducen el riesgo de complicaciones en los vasos cerebrales reduciendo las probabilidades de demencia senil entre otras enfermedades.
- Caminar previene la diabetes tipo 2. Caminar 150 minutos a la semana puede reducir el riesgo de la diabetes.
- Caminar mejora la resistencia cardio-respiratoria. El aumento de resistencia pulmonar conducirá a pulmones más sanos y fuertes, capaces de resistir mejor cualquier infección viral o bacteriana.
- Caminar ayuda a aliviar los síntomas de la depresión. Caminar durante 30 minutos al día ayuda notablemente a evitar o aliviar la depresión.
- Caminar reduce el riesgo de cáncer de colon y de mama. Caminar a paso firme durante algo más de una hora al día reduce notablemente el riesgo de desarrollar cáncer de colon en un 20%. Esto se debe a que las caminatas ayudan a agilizar la digestión evitando la acumulación de alimentos semidigeridos y materia fecal que pueden producir inflamaciones. Además, al mejorar la irrigación de todos los órganos del cuerpo el sistema de defensa del organismo funciona mucho mejor.
- Caminar es bueno para los huesos. Las mujeres post-menopáusicas deben caminar como mínimo 1Km y medio a diario. De esta forma se logra una mayor densidad ósea lo que previene quebraduras.
- Caminar evita la obesidad y los depósitos de celulitis. Una caminata fuerte y corta varias veces al día logra tener el mismo efecto que una sesión de gimnasia aeróbica en el mantenimiento del peso corporal porque equilibra el metabolismo.
- Caminar mejora la capacidad física para resistir otras enfermedades. La artrosis, la discapacidad funcional de la vejez azotan con menor intensidad a aquellas personas con un buen acostumbramiento muscular.
- Caminar no es sólo para los pies y las piernas sino que es beneficioso para el cuerpo entero y la mente. El aumento de la microcirculación logrado con una caminata diaria redunda en una indudable mejor calidad de vida.